habitación de hotel

Follar en los hoteles. Queda terminantemente prohibido no hacerlo. Es obligatorio hacerse oír, gritar, gemir, aullar, follar contra las paredes, que ningún movimiento de entrada y salida se escape a la imaginación del vecino. Toda la habitación es terreno de pruebas. Dejar la puerta abierta es un gesto de generosidad muy recomendable. Disfrute de su estancia.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: